Clausura del curso dirigido a voluntarios de protección civil para mejorar la asistencia a personas con discapacidad

Mar Arruti, Presidenta de CERMI Cantabria, ha clausurado hoy, 15 de marzo, el curso dirigido a personas voluntarias de Protección Civil y que se ha desarrollado en la sala de exposiciones de la ONCE desde el día 12.

En las diferentes sesiones se ha ofrecido formación teórica sobre los diferentes tipos de discapacidad con especial atención a la identificación de las necesidades específicas y la interrelación y comunicación durante la gestión de la emergencia.

“A lo largo de estos días hemos tenido la oportunidad de acercarnos a la realidad y a las necesidades de las personas con diferentes discapacidades. Una vez más cuando ponemos en común nuestros conocimientos y experiencia comprobamos que las pautas que proponemos, en realidad son las mismas consignas para todas las personas”, comentaba Mar Arruti en su intervención, quien además resumía las conclusiones del curso que se han elaborado conjuntamente con la Dirección General de Protección Civil y los participantes del curso.

En síntesis:

1. Todos debemos asumir el compromiso para conseguir una sociedad más justa e igualitaria. En todas las actuaciones y políticas públicas es posible implementar medidas que persigan este objetivo, y la Protección Civil y Gestión de las Emergencias no deben ser ajenas a ello.

2. Tanto los bomberos desde vuestra vocación profesional, como los voluntarios de protección civil, desde la dedicación a la actividad altruista del voluntariado, apostáis por la inclusión y la accesibilidad universal de las personas con discapacidad al Sistema de Protección Civil.

3. Algunas discapacidades generan gran desconocimiento, lo que provoca percepciones y actitudes que pueden condicionar de forma negativa la interacción con ellas. Por ello es necesario dar especial importancia a la formación y sensibilización permanente. El conocimiento resulta fundamental para superar los estigmas asociados a determinadas enfermedades que no resultan visibles para la sociedad pero que aíslan a las personas que las sufren. El conocimiento de las características específicas de las distintas discapacidades consigue eliminar las ideas preconcebidas sobre las personas que las padecen y facilita un trato con naturalidad en la gestión de las emergencias, aportando a los agentes intervinientes herramientas que incrementan su seguridad ante situaciones antes desconocidas para ellos.

Una persona con discapacidad ante todo es una PERSONA, NO la define su ENFERMEDAD. Es necesario tratar a las personas con NATURALIDAD.

4. La paciencia es un valor en situaciones en las que deban interrelacionarse agentes de emergencias y personas con discapacidad, paciencia que debe ser bidireccional, ya que no siempre, ante una situación de riesgo inminente, pueden aplicarse los parámetros óptimos de interrelación y de comunicación ya que prima el bien superior de protección de la vida.

Concluimos, pues, con la necesidad de seguir ahondando en este tipo de foros que favorezcan la comunicación del personal del ámbito de las emergencias y de las personas con discapacidad con la finalidad de divulgar y dar a conocer las técnicas de salvamento, el equipamiento e instrucciones en caso de emergencia a los diferentes colectivos de la sociedad para familiarizarse con este tipo de actuaciones y minimizar las situaciones de nerviosismo y daños colaterales.

También consideramos importante poner en situación de emergencia a las personas con discapacidad, a través de cursos de formación y simulacros de intervención en emergencias para anticipar y familiarizarse con este tipo de actuaciones y así optimizar los resultados de la intervención.

5. Como conclusión final, y quizá la más sorprendente en este intercambio de conocimientos y experiencias profesionales es que en realidad son las mismas consignas que para todas las personas. Es decir, comenzar cualquier actuación presentándose como técnico experto en emergencias es lo que más seguridad y confianza aporta para que las personas actúen siguiendo sus instrucciones

Las mismas consignas que para todas las personas: transmitir confianza y seguridad.

MÁS IMÁGENES

LogogobiernologoicassLogosantander