El CERMI presenta un informe con más de 100 casos de denuncias de accesibilidad en España

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha presentado este viernes el informe ‘100 denuncias 100’, un documento que recoge un centenar de casos reales de toda la geografía española sobre vulneración de derechos de las personas con discapacidad por ausencia de accesibilidad universal.

El informe se ha presentado hoy en Servimedia en un encuentro informativo que ha contado con la presencia del presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), Luis Cayo Pérez Bueno, quien ha explicado la importancia de “ilustrar con ejemplos concretos y cotidianos” aquellas situaciones en las que se vulnera la accesibilidad universal de las personas con discapacidad.

El documento recoge un catálogo de 100 denuncias referentes a la accesibilidad universal planteadas por usuarios en primera persona en los diversos ámbitos de su vida cotidiana. En este sentido, Pérez Bueno ha insistido en la necesidad de generar “una conciencia de denuncia” en la sociedad en general y también en el propio colectivo de personas con discapacidad y sus familias, al tiempo que ha apostado por no limitarse solo a quejarse”, sino “que hay que actuar inmediatamente”, ha subrayado.

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) inició en enero de 2014 una campaña para identificar los 100 atentados más graves o significativos contra la accesibilidad universal que se producen en España para confeccionar un catálogo de situaciones discriminatorias hacia las personas con discapacidad cuyo fin era ser objeto de una denuncia global.
Por esta razón, bajo el título ‘100 denuncias 100’, desde el 1 al 31 de marzo de 2014, desde el CERMI se pasó un cuestionario y una ficha de recogida de datos a todo el tejido asociativo de la discapacidad solicitando que se indicaran las situaciones de ausencia de accesibilidad más lesivas para los derechos de las personas con discapacidad, en todo tipo de entornos, procesos, productos, bienes y servicios.
Durante el desarrollo del estudio se recopilaron más de 400 denuncias, de las cuales se ha elaborado una “lista negra” de violaciones por motivos de accesibilidad atendiendo a unos criterios que indicaran que los casos que se recibieran supusieran “verdaderamente un impacto cotidiano importante”.

Las denuncias están divididas por Comunidades Autónomas en todos los ámbitos, transporte; comunicación, tecnologías de la información y la comunicación y medios y canales digitales;  bienes, productos y servicios a disposición del público; relaciones de la ciudadanía con las administraciones públicas y actividades de ocio, entre otros.
Según el presidente del CERMI, uno de los ámbitos más problemáticos en lo que se refiere a accesibilidad es el de las nuevas tecnologías. Las redes sociales, Internet, el comercio electrónico y las páginas web de las instituciones públicas, entre otras, acarrean para las personas con discapacidad dificultades en su utilización ya que “por sí mismas no son accesibles”.

Durante su intervención, Pérez Bueno ha recalcado que en España la accesibilidad universal es una “asignatura pendiente”. Por ello, este informe deja entrever lo mucho que queda por hacer con respecto a esta materia para evitar, según ha declarado, la “violación sistemática y estructural” de los derechos humanos de las personas con discapacidad.
A raíz del estudio, el presidente del CERMI ha anunciado su intención de presentar una denuncia global ante la Fiscalía General del Estado, la Defensora del Pueblo, el Consejo Nacional de la Discapacidad y las Comisiones para las Políticas Integrales de la Discapacidad y de Peticiones del Congreso de los Diputados, reclamando actuaciones políticas y jurídicas para corregir las situaciones identificadas.

El fin último de estas 100 denuncias es dimensionar la gravedad de los problemas y poner el foco en la necesaria mejora de la accesibilidad universal, más allá de su ubicación concreta. En esta línea, Pérez Bueno ha hecho una llamada a la clase política reclamando “medidas eficaces” que realmente ayuden a las personas en su realidad cotidiana para que la accesibilidad deje de ser  “una mochila pesada” que “límite y separe del resto” a las personas con discapacidad.

Por otra parte, Pérez Bueno ha recordado la fecha de diciembre de 2017 como límite temporal para que todo el entorno construido (inmuebles, edificaciones y espacio urbano) que sea susceptible de ajustes razonables reúna condiciones de accesibilidad para personas con discapacidad, según dispone la legislación vigente en materia de no discriminación. En este sentido, ha puesto como ejemplo el cumplimiento de la cuota del 5% de taxis accesibles en los municipios de más de 50.000 habitantes en España.

Finalmente, el presidente del CERMI ha agradecido la ayuda del tejido asociativo para lograr un mayor nivel de conciencia y ha recalcado que la “accesibilidad universal no es algo más del día a día” sino que, actualmente, es “la cuestión” principal a resolver.

Fuente: cermi.es

LogogobiernologoicassLogosantander